lunes, octubre 04, 2010

Festival de Cine



En breve comenzará el Festival de Cine Europeo de Sevilla, que como viene siendo costumbre últimamente, encarga su imagen gráfica a un director de cine aficionado a los pinceles, en este caso a Peter Greenaway. Jamás me atrevería a dudar del talento cinematográfico del señor Greenaway, pero la decisión de los responsables del certamen me parece cuanto menos discutible.

Demostrar genialidad en una faceta artística no es extrapolable a otras disciplinas necesariamente, como se ha comprobado en los últimos años en los carteles del Festival (para muestra, el del año pasado, rozaba lo bochornoso). No creo que nadie invitara a Nacho Vidal a tocar con una orquesta de cámara, por mucho que en su casa practique con la flauta travesera.

4 Comments:

Blogger MiKiMoNo said...

A quién se le ocurre...

12:55 p. m.  
Blogger UliCrea said...

Amén

1:06 p. m.  
Anonymous Jota said...

esa moda ya lleva varios años, encargándole los carteles a personajes relativos al cine o simples famosos en lugar de profesionales cartelistas...

Pues bien feo les ha salido. Feo! Un cartel triste y fuera de lugar.

1:10 p. m.  
Blogger elfrio said...

Tío, pues seguro que Nacho Vidal lo habría hecho mejor

8:22 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home